Te invito a Café

Este fin de semana fui al cine. Pero no a un cine cualquiera. Uno de especial, un sitio entrañable, que resiste a esta crisis, no se muy bien como, semana a semana, proyectando peliculas que dan a luz pequeños festivales que grandes ciudades acogen y que todo el mundo alguna vez ha oído o visto publicitado en el telediario del mediodia recien terminandose el postre, o escuchado en ese programa de radio que, solo tu y pocas decenas como tu, escuchais día si y día tambien en un corto y rutinario viaje en coche, destino al trabajo o quien sabe donde.

Últimamente es habitual que encuentre tiempo para realizar una escapadita a este sitio entrañable. Las películas no saben igual.

Una vez empujas, no sin cierta dificultad, esas pesadas puertas, tu otro “yo” se queda fuera y le sugieres que se de una vuelta, pero despacito, que se tome su tiempo.

-No me molestes durante un rato – le díria.

-Esperame fuera – porque hasta mi último suspiro todo es película.

Una vez entras, un pequeño vestíbulo y su taquilla te venden amabilidad; unas antiguas escaleras engalanadas con adornos brillantes y el gran reflejo de luz que te envuelve, te hacen sentir como si estuvieras subiendo las escaleras del Liceu, justo antes de entrar y acomodarte, si no mejor, igual que en el salón de tu casa, con los tuyos, aquellos q comparten tus mismos gustos, con aquellos que sienten y viven la vida, de manera muy próxima a cómo uno quiere y desea vivirla.

Fabuloso el contraste. Lujosas sensaciones.

Ese momento, en este sitio entrañable está reservado a unos pocos. No necesitamos de aprobaciones ni recomendaciones; no entendemos de modas ni críticas.
Solo nos importa estar en ese sitio, en ese momento.

Saben lo mejor de todo? Que solo puedes escoger entre dos películas. Algunos quizá aun lo disfruten, en sus pueblos o ciudades que aún conservan sitios mágicos como el que acabo de describir. Los más jovenes, puede que ni tan solo sean capaces de imaginarlo, ahogados y perdidos en grandes y numerosas salas de proyección, que en cuanto llegan, ya es lo último que les queda por hacer: mirar la película, después de agotar toda la oferta de ocio que ofrecen los modernos y grandes centros comerciales.

Se que esto uno solo lo puede valorar a medida que se va haciendo mayor y también gracias a circunstancias especiales; no olvidemos a éstas, tantas veces repudiadas y poco alabadas, tambien merecen su espacio y eso es lo que hago, corresponderles con el sitio que merecen.

Y saben que es lo mejor de poder escoger, solo, entre dos películas? Que tienes el cincuenta por ciento de acertar o errar en tu elección. Si, porqué si te gusta la película que has escogido, por defecto la otra seguro que no era tan buena; y al revés si es mala, la otra tiene que ser buena.

Que argumento tan estúpido se preguntaran. Bien les invito a que piensen solo por un instante que es lo que hacen, cuando se les presenta el difícil acto de escoger y como reaccionan en función de su resultado, cuantos juicios y valoraciones son capaces de hacer de algo que no les es conocido, justo después de conocer el resultado de su particular elección.

Y a cuanta gente hemos dejado por el camino, por sembrar y alimentar esta manera de pensar…

Quien me iba a decir a mi, que ir al cine, supondría un aprendizaje tan grande, permitiria conocerme a mi mismo mucho mejor y cambiaría la forma de afrontar el éxito y el fracaso. Cada uno vive sus propias experiencias y de ellas extrae su particular aprendizaje; que para unos no pasará de simple anécdota, pero para otros será algo significativo.

Sabía que, tarde o temprano, Teoría de los Juegos, una de las asignaturas de Economia que más me gustaron, tendría alguna aplicación práctica para mi vida. Aprendí el concepto de averso al riesgo, neutro o afín. No recuerdo bien si esa asignatura que me gustaba, empezó a enseñarme el arte de la provocación. Si recuerdo, que yo me decantaba por el riesgo y es que algunos enunciados de problemas, me crispaban con solo leer que alguien era averso al riesgo.

La vida es riesgo; la magnitud de éste lo define cada uno con sus elecciones diarias. No es blanco o negro, ni pasar de zero a cien, ni mucho menos quedarse quieto o vivir acelerado. Es elegir en que punto de entre esos extremos, tenemos que situarnos para ese momento único que está ocurriendo.

Ir al cine se ha convertido en una elección, en cierto modo define o mejor dicho, descubre mi personalidad. Y no vale mirar la sinopsis en tu smartphone justo antes de entrar…Uno decide jugar a su propio juego, con sus propias reglas y seria ilógico que les engañase, que me autoengañase. Pues bien, este razonamiento tan simple desafía la lógica y la realidad. Más de lo que creemos o somos conscientes, pero a menudo intentamos dar esquivazos a nuestros propios pensamientos, a nuetro propio sentir.

Que escojas la del panel derecho o la del panel izquierdo, imagino que tendrá que ver con complejas cadenas de neurotransmisores y otras cosas que tengan que ver con despertar nuestro hemisferio derecho o izquierdo del cerebro. Pero eso son temas mayores para mi. Si tengo claro, que la decisión la acabará tomando parte de mi subconsciente, en base a no se que mecanimos, repito.

Con la práctica llega un día que no te preocupa lo más mínimo, si vas a acertar o no con la película, simplemente intentas disfrutar de ese maravilloso momento, que ese lugar es capaz de crear. Cuando sales de allí solo tienes dos cosas: a ti mismo con el efecto transformador que te ha provocado el film… y el camino de vuelta a casa.

No importa que escojas bien o mal, no importa que ganes o pierdas; lo verdaderamente importante es ese momento contigo, para ti, incluso para compartir con alguien cercano.

Ese momento ya no se va a repetir. Pasa de ser algo dinámico, algo que fluye y se transforma, a ser solamente algo estático, un simple punto de partida, que dajarás atrás en tu siguiente acción, probablemente una nueva elección.

Nos pasamos el dia eligiendo entre dos o más cosas, desde que nos levantamos por la mañana.

Y cuando siento todo esto que intento describir, me parece estar muy muy cerca de Nada.

Parece ser que siempre tengo que acabar mis escritos, con alguna recomendación. Hoy tambien.

Si han llegado hasta aquí y no les digo qué película vi, alguno se me enfadaría y con motivo. Otros ya saben de que película se trata, las redes sociales son un reguero de información y tráfico masivo.

Café de Flore“. Director: Jean-Marc Vallée (Canadá-Francia,2011).

Sencillamente impresionante. Los sentidos a flor de piel.

Me encantaria que compartiesen sus comentarios sobre la película una vez decidan verla.

“El instante mágico es el momento en que un sí o un no pueden cambiar toda nuestra existencia” (Paulo Coelho)

5 Respuestas a “Te invito a Café

  1. Interesante reflexion sobre la toma de decisión y los riegos Jordi,

    La ´verdad es que nunca podemos saber a priori y con seguridad si una decisión será mejor que otra. Pero también sabemos que más que la decición en si misma, lo que la hará buena será lo que hagamos nosotros con ella una vez tomada. Pues podemos instalarnos en la duda y lamentarnos o podemos hacre todo loposible por tirar adelante con éxito la situación con la decisión tomada. Así que no es tan importante decidir una cosa u otra, sino lo que hacemos después de tomada la decisión…

    La pelicula no la he visto, pero voy a hacer por verla..

    Que pases muy buen día Jordi !!

    Montse- MCOACH

  2. Muchas Gracias Montse, por tu aportación y tus conocimientos sobre este tema.
    Es importante tener claro con qué actitud afrontamos los acontecimientos que nos suceden para entender y conocer muchas cosas de nosotros mismos…y seguir creciendo.

    Estoy seguro que te va a gustar la película. La comentamos si quieres!

    Tu también pasa un buen dia Montse.
    Saludos.

    Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s